Paciencia antídoto de la rabia

Simplemente Sé feliz en familia
diciembre 28, 2017
Mostrar todo

Paciencia la virtud que más trabajo cuesta cultivar

Decidí escribir sobre la paciencia, ya que es la virtud que más trabajo me ha costado cultivar.

En el mundo  en que vivimos, la tecnología nos ha hecho olvidar la serenidad y la calma.  El afán, nos envuelve, frases como “te mande un WhatsApp hace dos minutos y no me contestas”, “te envíe un mail y no me lo has respondido”, “te espere 10 minutos y no llegaste”, se nos han vuelto costumbre. Pensamos que la inmediatez es sinónimo de efectividad y terminamos  actuando sin pensar, contestamos sin analizar lo que vamos a decir porque tenemos en la mente que todo  debe ser YA!

Dicen las enseñanzas budistas que la Paciencia es la  respuesta que deberíamos tener a la agresión y a la ira.   Sentir que nos ofenden nos invita a una respuesta inmediata de resolver la situación, nos duele tanto que lo primero que se nos ocurre es atacar, devolver la agresión y no somos conscientes que esto lo que crea es mas dolor, en esta situación lo más adecuado es callar, alejarse da la situación y  como diría mi abuela “pensar con cabeza fría”,  contar hasta diez y sobre todo no abrir mas la herida. Aquí la paciencia  se aplicaría actuando inteligentemente con plena conciencia, de que lo que hagas puede generar una reacción peor, entonces la opción  es simple, no hagas nada, quédate quieto.  Esta actitud no significa que eres cobarde, ni que no tengas derecho a sentirte molesto, lo que vas a controlar es tu agresión, tu ira. Permítete sentir rabia, miedo, pero controla  tu reacción, ésta, solo depende de ti.

Hay muchas técnicas  que nos enseñan a controlar la rabia, pero cuando llega el momento, se nos olvida o simplemente nada nos funciona.  Cuando escucho la palabra Paciencia, se me viene enseguida a la mente:  soportar, aguantar.  Yo pienso que la paciencia se aprende y se cultiva.  Es la actitud con la que enfrentamos un contratiempo o una situación que no depende de nosotros resolver. Es la calma con la que esperamos a que sucedan las cosas. Es esperar con serenidad lo que tarda en llegar.

La paciencia es una virtud que lleva al ser humano a soportar las dificultades para conseguir un resultado.  Es muy importante que cultivemos la paciencia desde el hogar, inculcar esta virtud a los más pequeños, enseñándoles a esperar con serenidad, aunque no quieran, con la seguridad de que si esperan con calma el resultado será positivo, no importa cuanto tiempo se tarde.

Debemos luchar por nuestros sueños sabiendo que todo requiere un plan,  si estas dispuesto a conseguir esa meta no importan las adversidades que tengas que pasar ni cuanto te demores en lograrlas con paciencia se irá abriendo el camino y verás con claridad como tus sueños es hacen realidad.

Santa Teresa de Jesús decía: Nada te turbe, nada te espante, todo se pasa! Dios no se muda, la paciencia todo lo alcanza…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *