Líder o Jefe

11 Hábitos
diciembre 28, 2017
Simplemente Sé feliz en familia
diciembre 28, 2017
Mostrar todo

Imagen del libro Simple-Mente Sé Feliz Ana María Pelaez

Un día cualquiera, frente a un computador alguien desarrolla el plan de trabajo que en los próximos días el personal de su empresa deberá ejecutar. Los trabajadores a su cargo adoptan la actitud requerida para el logro de los objetivos establecidos y en ese mismo escenario cada individuo ocupa la posición apropiada para darle frente a las circunstancias que se presenten. Aunque todos tomaron decisiones, algunos lo hicieron desconociendo si su enfoque era el de Líder o el de Jefe.

 

La manera como diriges una empresa, como influyes en tu equipo de trabajo, son decisiones que debes tomar pero lo más importante es saber cómo hacerlo, si como un Jefe o un Líder.

El jefe asume la posición de autoridad, ve a su equipo de trabajo como una carga, se queja de su gente, utiliza el miedo como forma de respeto, generando temor, reprende, castiga. El líder ve a su equipo como un apoyo, es consciente de que de su gente dependen sus resultados y por eso es colaborativo. El líder inspira, corrige, orienta, genera confianza, respeto y da ejemplo.

Hoy en día se habla mucho de este tema y por eso les traigo algunos consejos prácticos para ser un buen líder.

  • Planea: Establece los objetivos y procesos para conseguir resultados. Define estrategias y mide los tiempos. Es muy importante que el empleado sepa que es lo que esperamos de él y el tiempo en que debe realizar la tarea.
  • Comunica: Sé claro y asertivo con el tono de voz al marcar los objetivos. Si es una instrucción o una opinión, asegúrate que el mensaje fue escuchado y comprendido.
  • Maneja las emociones: Las tuyas y las de tu equipo. Un líder entiende la situación de su empleado y puede detectar, sin que se lo digan, si su empleado tiene un problema personal, si no tiene la habilidad para desempeñar una tarea, pero sobre todo controla sus propias emociones de manera que esto no afecte su labor ni a su equipo.
  • Potencializa las habilidades de tus empleados: Brinda las herramientas necesarias para que su desempeño sea óptimo en lo que mejor sabe hacer.
  • Innova: Mantente a la vanguardia en conocimiento y herramientas. Transmite el mensaje de una manera creativa, diferente, impacta e influye.
  • Plan de mejoramiento continuo: Un buen líder sabe cuándo es el momento de hacer cambios, innovar, tomar acciones.
  • Capacita: Elabora un plan de capacitación que incluya el desarrollo de habilidades, y competencias. Ayuda a tu empleado a crecer en conocimiento y como ser humano.
  • Prepara a tu equipo: Forma a un segundo o a un tercero para que haya continuidad en los procesos cuando el líder no esté.

 

Ser líder o jefe es una decisión y buscar el bienestar de nuestros empleados es casi una obligación en estos tiempo. Te invito a ser un gran Líder, esa persona que inspira a los demás a ser mejores seres humanos.

Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.

Albert Einstein

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *