User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

 

Hace muchos años descubrí lo que iba a ser mi gran pasión en la vida, mi gran camino a recorrer; LA FELICIDAD.

Primero me animé a hacer una lista de todas las cosas que creía representaban la felicidad para mi, como el tener una pareja estable, conformar una familia hermosa, estudiar una carrera exitosa, obtener mi primer carro soñado, siempre con una consigna, tener, conseguir, encontrar. Pero aún después de lograr muchas de esas cosas, había días que llegaba a casa y sentía un vacío enorme, una sensación de que esos logros no eran del todo suficiente, a pesar de haber cumplido un sueño, una meta y disfrutar en el momento, de la alegría, en el fondo estaba llena de vacíos.

Mi corazón, mi alma y mi ser no estaban conformes con el concepto de felicidad que había idealizado, que mi felicidad dependiera de factores externos, cosas materiales, de lo feliz que me pudieran hacer otras personas me inquietaba. Hasta que comprendí que la felicidad no está en tener, ni en hacer, sino en dedicarme a explorar mi verdadero yo, de encontrarme conmigo misma, aprender a conocerme y conectarme con mi ser para saber en donde radicaba mi verdadera felicidad, aprender a identificar esos pequeños detalles que en realidad llenarían mi vida y que hasta ese momento lo desconocía.

Tenía muchas cosas que hacer, primordialmente Aceptarme con mis aciertos y mis errores, aceptar a los demás tal y como son y no como yo quería que fueran porque solo las cosas que dependen de mí, son las que puedo cambiar. Escogí un entorno saludable, empecé a vivir con un propósito, saqué Tiempo para orar, meditar, contemplar, agradecer, cosas que poco a poco se convirtieron para mi en más que un estilo de vida, pero ante todo, entendí que lo primero que debía hacer era amarme a mi, ser feliz yo, para poder amar y hacer feliz a los demás.

La felicidad es poder conectarte contigo, con tu entorno, es esa actitud con que asumes los obstáculos de la vida, es el resultado de tus buenas acciones y elecciones. Te invito a que hagas un listado de esas cosas que tú crees que te hacen feliz, que te llenan el alma y pregúntate, realmente, eres Feliz?

Cuando fue la última vez que te sentiste feliz?

Está la felicidad en manos tuyas o de algún factor externo que no depende de ti?

Revisa tu vida, dedica tiempo para ti, encuentra lo que te llena el alma, busca tu verdadera felicidad y verás que lo reflejarás en tu entorno, en tu familia, en el lugar donde trabajas, porque si eres feliz o infeliz, se nota en tu rostro, en tu actitud, la gente lo nota sencillamente porque la felicidad viene de adentro hacia fuera y no de afuera para adentro.