EL AMOR Y LA FELICIDAD

A.C.E.P.T.A.
diciembre 28, 2017
11 Hábitos
diciembre 28, 2017
Mostrar todo

Dice la famosa canción de Leo Dan, “El amor y la felicidad en cuanto llegan se van”. Veamos cuáles son esos Amores y desamores por los que todos hemos pasado y como los vivimos.  Desde pequeños sentimos un amor incondicional por nuestros padres, nuestros abuelos, ellos nos cuidan y nos protegen, este amor está lleno de admiración y agradecimiento. Luego viene el amor por los amigos, quienes de alguna manera se vuelven tus cómplices, tus compañeros de expedición. Ellos son los que te impulsan., a veces los idealizamos y queremos ser y vivir como ellos, nos preocupa su bienestar, desarrollamos el apoyo social y emocional. Nos sentimos unidos al otro, compartimos emociones, intimidades, conocimientos y hasta posesiones.

Un día, llega Eros y nos seduce con el Amor Romántico, la atracción, el deseo hacia otra persona que ni conocemos, se va volviendo parte de nuestra vida, se confunde fácilmente con apego o enamoramiento haciéndonos sentir que no podemos vivir sin ella, comenzamos un camino de lucha y sufrimiento que jamás podemos entender. Este amor sufrido es consecuencia muchas veces de carencias que tenemos y queremos llenar con alguien sin importarnos si es realmente la persona que necesitamos y si será nuestro complemento, La idealizamos y estamos convencidos que ella llenará nuestros vacíos. Pero llega el momento de despertar y nos damos cuenta que esa persona “es lo que es”, no lo que nosotros queremos que sea.

Aceptar a alguien tal y como es requiere de un alto nivel de madurez, desapego, dejar a un lado tu ego, y sobre todo saber cuándo el momento de soltar y dejar ir.  Como seres humanos podemos tropezar con la piedra, pero vivir con ella atada al cuello es nuestra decisión. Nos cuesta muchos aceptar que cada ser tiene virtudes y defectos. Tal vez tengamos algo que a esa persona no le guste. Nos volvemos intolerantes y sigue la lucha.

El amor ideal o el buen amor, ese con el que todos soñamos: debe ser la combinación de admiración, respeto, compañía, química y compromiso: pilares sobre los cuales se construye una relación sana, donde cada uno pueda crecer, realizarse, soñar, querer llegar al mismo sitio, pero cada uno por su camino. Es la entrega desinteresada del corazón sin esperar nada a cambio. ¡NADA! Es Dar, pero también recibir. El amor real y bueno se da cuando es correspondido, cuando ambos sienten lo mismo y están comprometidos.

Yo creo que la felicidad y el Amor está en nuestra vida en la medida que hacemos las decisiones correctas.

Definitivamente si logras encontrar la persona adecuada es el estado ideal del ser humano.

Sígueme: www.anamariapelaez.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *